Cuidatree

Cuidatree. Protectores agrícolas ecológicos

PULGÓN VERDE DEL MELOCOTONERO

PULGÓN VERDE DEL MELOCOTONERO
(Myzus persicae Sulzer)

Información sobre el Pulgón Verde del Melocotonero en Frutales de Hueso y Pepita y medidas de protección ante una plaga.

Descripción:

Es el pulgón más frecuente en el cultivo del melocotonero, encontrándose también en otras especies de frutales como almendro, albaricoquero y ciruelo. Este pulgón tiene como huésped primario a las especies del género prunus y como huésped secundario otras especies herbáceas. Es de color verde claro, a veces rosáceo, con bandas longitudinales de color verde más intenso. Presenta tubérculos convergentes, antenas claras de una longitud igual a la del cuerpo o más cortas. La cauda es corta y de forma triangular. Cornículos hinchados y oscuros en el extremo. Las formas aladas son de color oscuro. La forma invernante de esta especie es en estado de huevo, el cual es depositado en las ramas del melocotonero durante el otoño. En las zonas más cálidas, estos huevos pueden eclosionar a primeros de enero, dirigiéndose rápidamente a las flores donde comienza su alimentación. Las formas ápteras se reproducen por partenogénesis presentando varias generaciones. Las formas aladas pasan a otras plantaciones y cultivos. En el verano con la subida de temperaturas los ataques disminuyen.

Pulgón verde del melocotonero en los frutales de hueso y pepita

Síntomas y daños:

Los daños son provocados por su alimentación sobre las hojas y también sobre los frutos. En las hojas produce enrollamiento de estas, atacando a brotes enteros, lo cual provoca la interrupción del desarrollo de los mismos afectando al engorde del fruto. Los daños producidos en el fruto son más importantes en nectarinas, donde provoca zonas deformes y decoloradas allí donde clava el estilete. El pulgón verde es vector de varios virus, entre estos el virus de la Sharka, muy importante en los cultivos de frutales de hueso.

Periodo crítico para el cultivo:

El momento de floración, cuando aparecen los primeros adultos provenientes de huevos de invierno, es el momento más crítico sobre todo en el cultivo de la nectarina, pues en el fruto recién cuajado se pueden presentar los primeros daños. Posteriormente con la aparición de las primeras hojas los ataques pueden ser muy importantes.

Estado más vulnerable de la plaga:

En estado de huevo invernante está más desprotegido y con tratamientos de invierno es fácil llegar a eliminar gran parte de ellos. En enero al salir del huevo se presentan unas poblaciones bajas y más fáciles de controlar. Cuando los ataques son muy intensos y se detecta enrollamiento de hojas, los tratamientos son poco efectivos.

Pulgón verde del melocotonero en los frutales de pepita y hueso

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo:

Para la estimación del riesgo se realizarán observaciones en otoño e invierno en 50 ramos mixtos, tratar si se observa presencia de huevos invernantes. En floración observar 100 flores y tratar después de concluida esta, si se detecta la presencia de la plaga. Posteriormente realizar muestreos sobre 200 brotes.

Medidas de prevención y/o culturales:

Realización de tratamiento de invierno es fundamental para partir con poblaciones bajas. Eliminación de huéspedes secundarios donde el pulgón pasa el periodo estival.

Umbral/Momento de intervención:

En invierno al encontrar puesta de huevos en ramas. En floración al encontrar pulgones en las flores. En vegetación en muestreo sobre brotes, intervenir al alcanzar el 3% en melocotonero y 1% en nectarina.

PROTECTORES RECOMENDADOS PARA FRUTALES DE PEPITA O HUESO

Variedades: Albaricoque, Nectarina, Cerezo, Paraguayo, Ciruelo, Melocotonero, Manzano, Peral.

Protectores Cuidatree recomendados para frutales de pepita o hueso:

    • 40×14
    • 35×20
    • 55×20 perforado

Medidas alternativas al control químico:

Además de los medios señalados en este apartado, para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.
 
  • Medios biológicos: En las parcelas de cultivo podemos encontrar fauna espontánea entre las que destacan, Coccinella septempunctata, Chrysoperla carnea y Sirfidos principalmente. Otros insectos auxiliares son Aphidoletes aphidimyza, Aphidius colemani y Aphidalia bipunctata, aunque éstos se presentan en menor número. En ensayos realizados en los últimos años, la suelta de algunos de estos auxiliares, no han dado resultados positivos en relación a otras parcelas, además la suelta de éstos en épocas muy tempranas del cultivo donde las temperaturas son aún bajas, dificulta un buen control.
  • Medios físicos: Las hormigas contribuyen a la expansión de la plaga dentro del árbol, pues estas trasladan los pulgones de unos brotes a otros. Como medida deben evitarse que las ramas bajas del árbol puedan llegar al suelo, también pueden emplearse productos en el tronco que impidan el paso de hormigas.
  • Control químico: Utilizar en los momentos iniciales de los ataques, ya que cuando las hojas se enrollan la eficacia es menor, siendo más adecuadas aquellas materias activas con efecto sistémico. Se podrán utilizar los productos fitosanitarios autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Bibliografía:

Fichas de los Servicios de Sanidad Vegetal de CCAA.

Sebastiano B., Piero C. 1998. Pulgones de los principales cultivos frutales. Ediciones Mundi Prensa. Blachowsky 1962.Traite d´Entomologie (t, I, vol. 2)