Cuidatree

Cuidatree. Protectores agrícolas ecológicos

PULGÓN NEGRO DEL CEREZO

PULGÓN NEGRO DEL CEREZO
(Myzus cerasi Fabricius)

Información sobre el Pulgón Negro del Cerezo en Frutales de Hueso y Pepita y medidas de protección ante una plaga.

Descripción:

Insecto de la familia Aphididae que ataca especialmente cerezo y guindo. Adulto de pequeño cuerpo globoso (1-3 mm). Color marrón oscuro o negro brillante según estadio. Tiene en el abdomen dos tubos excretores para expulsar la melaza. Su aparato bucal es picador-suctor. Inverna en forma de huevo depositado alrededor de las yemas, su densidad de población es muy baja. Tras su eclosión a la salida del invierno, aviva la hembra fundadora que da lugar a varias generaciones partenogénicas de hembras vivíparas ápteras y aladas. En otoño, las fundatrices dan lugar, por partenogénesis, a hembras ovíparas ápteras y machos alados, realizando la puesta la hembra tras su apareamiento. Tienen numerosas generaciones al año, dificultando el control su rápida multiplicación.

El pulgón negro del cerezo en frutales de hueso y pepita

Síntomas y daños:

Sus picaduras provocan principalmente deformaciones de brotes tiernos, enrollamiento de hojas…. Forman sus colonias en el envés de la hoja. Expulsan el exceso de carbohidratos en forma de melaza, ensuciando la vegetación y depreciando la fruta cuando ésta se ve afectada. Es un vector de virus.

Periodo crítico para el cultivo:

Desde la brotación hasta la recolección. El riesgo se incrementa en cerezos jóvenes, con excesivo vigor, sometido a severas podas y en parcelas donde abundan las sierpes o rebrotes de la raíz.

El pulgón negro del cerezo en frutales de pepita y hueso

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo:

El avivamiento de la puesta invernal se valorará entre febrero y marzo, para ello se observará el porcentaje de huevos eclosionados de los existentes en 100 brotes terminales de unos 20 cm de longitud. Tras la caída de los pétalos, se considerará el porcentaje de brotes terminales afectados de los 100 que compondrán la muestra.

Medidas de prevención y/o culturales:

Evitar el abuso de nitrógeno. Podas equilibradas.

Umbral/Momento de intervención:

Por la gran fertilidad de esta plaga, debe actuarse desde que se detecte o prevea su presencia en la parcela:

  • Avivamiento, 80-90% huevos avivados.
  • Tratamientos generalizados a todo el árbol:
    • Caída pétalos, 3% brotes atacados.
    • Postre colección, 5% brotes atacados.
  • Tratamientos localizados a brotes afectados, si se observa presencia.

PROTECTORES RECOMENDADOS PARA FRUTALES DE PEPITA O HUESO

Variedades: Albaricoque, Nectarina, Cerezo, Paraguayo, Ciruelo, Melocotonero, Manzano, Peral.

Protectores Cuidatree recomendados para frutales de pepita o hueso:

    • 40×14
    • 35×20
    • 55×20 perforado

Medidas alternativas al control químico:

Además de los medios señalados en este apartado, para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.
 
  • Medios biológicos: Su control puede ser muy efectivo, aunque la aparición de fauna útil suele ser posterior a la de la plaga. Su fauna auxiliar es muy amplia: Adalia spp., Aphidoletes spp., Asaphes spp, Chrysoperla spp., Coccinella spp., Forficula spp., Lysiphlebus spp., Syrphus spp., Scymnus spp., etc. Para potenciar la lucha biológica se recomienda el control de las hormigas, insectos que establecen con esta plaga una relación simbiótica muy importante, por la que éstas les protegen de los auxiliares, a cambio de beneficiarse de sus exudaciones de melaza.
  • Medios químicos: La estrategia más eficaz, suele ser la que combina aplicaciones al avivamiento de huevos y a caída de pétalos. Se podrán utilizar los productos fitosanitarios autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Bibliografía:

La defensa de las plantas cultivadas. R. Bovey. Ediciones Omega S.A.

Plagas y enfermedades de las plantas cultivadas. F. Domínguez García-Tejero. Ediciones Mundi-Prensa.