Cuidatree

Cuidatree. Protectores agrícolas ecológicos

VIRUS DE LA SHARKA en FRUTALES DE HUESO

VIRUS DE LA SHARKA en FRUTALES DE HUESO
(Plum pox virus, PPV)

Información sobre el Virus de la Sharka en frutales de hueso y medidas de protección ante estas enfermedades.

Descripción:

Los frutales de hueso (albaricoquero, ciruelo, melocotonero y, en menor medida, el cerezo) son altamente susceptibles de ser infectados por Plum pox virus (PPV) o virus de la viruela del ciruelo o de la sharka. Este virus está considerado en la Unión Europea como un organismo nocivo de cuarentena. Hasta el momento, están descritos 9 tipos diferentes del virus, pero los cuatro más importantes por su frecuencia son: el tipo Dideron (PPV-D) o sharka común, que afecta fundamentalmente a albaricoqueros y ciruelo; el tipo Marcus (PPV-M), que es más agresivo que otros tipos en cuanto a los síntomas que produce y por su mayor facilidad de dispersión en melocotoneros; y los tipos Cherry (PPV-C) y Cherry Russian (PPV-CR), por su capacidad de infectar cerezos.

El virus se transmite por injerto y otras multiplicaciones vegetativas. El modo de dispersión a larga distancia es el comercio de material vegetal de reproducción infectado, que en muchas ocasiones no presenta síntomas y por tanto, escapa al control visual frecuentemente utilizado. Algunas especies de pulgones comunes en frutales de hueso y visitantes de los mismos (por ejemplo Aphis spiraecola, Hyalopterus pruni y Myzus persicae) actúan como vectores del virus y lo transmiten de forma no persistente entre árboles de la misma parcela o de parcelas vecinas, por lo que son el modo de dispersión a corta distancia (inferior a 200 m).

VIRUS DE LA SHARKA (Plum pox virus, PPV)

Síntomas y daños:

Los síntomas se localizan en hojas y frutos. En las hojas, se observan manchas o anillos cloróticos en el limbo y amarilleamiento en los nervios secundarios. Estos síntomas foliares son difíciles de observar en melocotonero. En los frutos se producen decoloraciones superficiales y manchas y anillos cloróticos, que pueden ir acompañadas de deformaciones que imposibilitan su comercialización. En el caso del albaricoquero, también se pueden apreciar anillos cloróticos en el hueso del fruto (endocarpio), siendo este un síntoma muy específico de esta virosis. En determinadas variedades de melocotoneros infectados por PPV-M se pueden observar decoloraciones en los pétalos. Existen diferencias de sensibilidad varietal. Para una detección y un diagnóstico fiable es necesario realizar análisis en laboratorio.

Periodo crítico para el cultivo:

Los esfuerzos deben centrarse en la vigilancia y análisis de las plantas madres, origen de las yemas con las que se injertarán los portainjertos.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo:

Las prospecciones basadas en la observación de síntomas en hoja no son muy eficientes, es más fácil la observación en fruto, es posible vigilar estos en la cadena de clasificación de las centrales frutícolas. En viveros es preferible la toma de muestras y su análisis en el laboratorio.

Medidas de prevención y/o culturales:

La única forma de lucha contra el virus de la sharka es la prevención, cortando las vías de diseminación, controlando sanitariamente el material vegetal de las nuevas plantaciones, o reduciendo el inóculo e intentando la erradicación del virus mediante el arranque de árboles o parcelas completas en el momento de su detección, según un programa establecido. Se deberá utilizar como material de plantación exclusivamente el procedente de viveros autorizados, exigiendo y conservando el correspondiente pasaporte fitosanitario. Es aconsejable el uso de material vegetal certificado. Cuando el injerto lo realice el propio agricultor –plantaciones nuevas o reinjertos– el material vegetal deberá proceder también de viveros autorizados. La legislación vigente (Ley 43/2002 de Sanidad Vegetal y RD 58/2005) obliga a los particulares a vigilar las plantaciones, a facilitar toda clase de información y a notificar al organismo competente de cada Comunidad Autónoma síntomas sospechosos de la enfermedad.

Umbral/Momento de intervención:

No procede su establecimiento.

PROTECTORES RECOMENDADOS PARA FRUTALES DE PEPITA O HUESO

Cultivos: Albaricoque, Nectarina, Cerezo, Paraguayo, Ciruelo, Melocotonero, Manzano, Peral.

Protectores Cuidatree recomendados para frutales de pepita.y hueso:

    • 40×14
    • 35×20
    • 55×20 perforado.

Medidas alternativas al control químico:

Para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.

Medios químicos:

Se ha comprobado que los tratamientos aficidas no reducen significativamente la posibilidad de transmisión por pulgones y, como es sabido, tampoco existen productos fitosanitarios eficaces contra las virosis, por lo que no hay posibilidad de lucha química.

Bibliografía:

CAMBRA, M., GARCÍA, J.A. (2000). Virus de la sharka o de la viruela del ciruelo (Plum pox, PPV).

27-29. En: Enfermedades de los frutales de pepita y de hueso. Eds. E. Montesinos, P. Melgarejo, M.A. Cambra, J. Pinochet. Monografía de la Sociedad Española de Fitopatología Nº3. Ediciones Mundi-Prensa, Madrid. 147 pp.

GARCÍA, J.A., GLASA, M., CAMBRA, M., CANDRESSE, T. (2014). Plum pox virus and sharka: a model potyvirus and a major disease. Molecular Plant Pathology 15 (3), 226-241. (doi: 10.1111/ mpp.12083). CAPOTE, N., CAMBRA, M., GORRIS, M.T. (2005). La enfermedad de la sharka tipo Marcus, una grave amenaza para el cultivo del melocotonero. Fruticultura Profesional 152, 89-93.