Cuidatree

Cuidatree. Protectores agrícolas ecológicos

ÁCARO DE LAS AGALLAS DEL CIRUELO

ÁCARO DE LAS AGALLAS DEL CIRUELO
(Acalitus phloeocoptes Nalepa)

Información sobre la Ácaro de las Agallas del Ciruelo en Frutales de Hueso y Pepita y medidas de protección ante una plaga.

Descripción:

Ácaro de la familia de los eriófidos cuyo adulto se caracteriza por su pequeño tamaño (135-150 micras) y cuerpo anillado, color blanquecino y dos pares de patas. Las puestas son translúcidas. Las larvas se diferencian de los adultos por su menor tamaño. Estos ácaros forman agallas de 1-2 mm de diámetro, en forma de abultamientos en la madera en la base de las yemas de las brotaciones del ciruelo. Las agallas tienen un gran parecido con las yemas, pudiéndose confundir con las mismas.

El ácaro de las agallas del ciruelo en los frutales de hueso y pepita

Síntomas y daños:

Uno de los síntomas principales de esta plaga cuando la población es alta, es la reducción de vigor y de la calidad de la cosecha. La aparición de agallas en la base de las yemas puede ocasionar la correspondiente pérdida de las mismas. En variedades poco vigorosas, altas densidades de agallas provocan amarilleos y clorosis de hojas, caída de flores y ligera deformación de frutos. En variedades vigorosas sus daños tienen menos importancia.

Período crítico para el cultivo:

El periodo crítico tiene lugar cuando los eriófidos salen de las agallas para formar unas nuevas, este periodo oscila dependiendo de las condiciones climáticas, entre marzo y mediados o finales de mayo. Suele durar de 50-60 días.

El ácaro de las agallas del ciruelo en los frutales de pepita y hueso

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo:

Para el seguimiento de las poblaciones se deben vigilar semanalmente, a partir de primeros de marzo en las zonas tempranas y a finales de marzo en las tardías, la apertura de las agallas y observar con lupa binocular cuando los eriófidos salen de las agallas e inician su recorrido para formar nuevas agallas.

Medidas de prevención y/o culturales:

Como práctica cultural, en plantaciones en las que el nivel de agallas es bajo, se recomienda eliminar las ramas afectadas mediante la poda.

PROTECTORES RECOMENDADOS PARA FRUTALES DE PEPITA O HUESO

Variedades: Albaricoque, Nectarina, Cerezo, Paraguayo, Ciruelo, Melocotonero, Manzano, Peral.

Protectores Cuidatree recomendados para frutales de pepita o hueso:

    • 40×14
    • 35×20
    • 55×20 perforado

Umbral/Momento de intervención:

5% de árboles con presencia de agallas.

Medidas alternativas al control químico:

Además de los medios señalados en este apartado, para minimizar el uso de los medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.

  • Medios biológicos: Como enemigos naturales destacan los ácaros fitoseidos.
  • Medios químicos: La salida del ácaro se produce de manera escalonada durante cerca de dos meses, por ello es conveniente realizar de tres a cuatro tratamientos, uno a inicio de salida del ácaro y los otros cada 10-12 días después. Se podrán utilizar los productos fitosanitarios autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Bibliografía:

Fichas del Servicio de Sanidad Vegetal del Gobierno de Extremadura.