Cuidatree

Boletín de Avisos – Noviembre

Frutales

Cosus (Cossus cossus)

Durante este periodo es fácil observar los ataques de este insecto. La presencia de larvas se detecta fácilmente por la masa granulosa de color rojizo que se encuentra a pie del tronco, y está formada por una mezcla de serrín y excrementos que expulsa la larva de la galería, oliendo de una forma muy especial.

Normalmente encontraremos varias larvas en los árboles atacados, en diferentes estados de desarrollo, localizándose bajo la corteza y en galerías. El ciclo del insecto dura dos años. El control químico es poco eficaz, siendo necesario recurrir a medios mecánicos para su control, por lo que una vez localizada la galería, la iremos descalzando hasta localizar la oruga o introduciremos un alambre hasta alcanzar al insecto. Posteriormente, una vez limpia, se protegerá la zona lesionada con un mástic o protector de cortes de poda.

Frutales de hueso y almendro

Pulgón de las ramas (Pterochloroides persicae)

En el periodo de caída de hojas y durante la realización de las tareas de poda se observan los daños producidos por este pulgón muchas veces enmascarado por la vegetación de los árboles. Son características las manchas negruzcas provocadas por la melaza que expulsa el pulgón en ramas y tronco, así como en el suelo bajo el árbol, que delatan la presencia del insecto.

En el caso de detectar el ataque de esta plaga realizar el tratamiento de invierno adecuado para su control.

Viña

CONTROL DE LA POLILLA DEL RACIMO MEDIANTE LA CONFUSIÓN SEXUAL

La confusión sexual es un método de control biotecnológico, eficaz en la lucha contra la polilla del racimo de la vid, Lobesia botrana.

Esta técnica consiste en difundir durante el vuelo de los adultos, feromona sintetizada de la hembra con el fin de “confundir” al macho y dificultarle la localización y el acoplamiento de la hembra, consiguiendo de esta manera que la hembra no sea fecundada. Es una técnica de control de la polilla del racimo eficaz, que nos permite una reducción del uso de insecticidas y cumple con el sistema de gestión integrada de plagas contemplado en el Real Decreto 1311/2012, de uso sostenible de fitosanitarios, así como con la normativa sobre agricultura ecológica.

La difusión de la feromona sintetizada se realiza a través de difusores repartidos uniformemente por el viñedo. Estos difusores, es clave, que se instalen en el viñedo antes de iniciarse el vuelo de adultos. Existen diferentes tipos de difusores, desde los “difusores pasivos”, que se colocan directamente en las cepas y emiten continuamente la feromona sintetizada, hasta los “difusores activos” o de formato aerosol que presentan dispositivos dosificadores automáticos, pasando por los “difusores líquidos micro encapsulados”, que se localizan sobre el viñedo en forma de pulverización.

Recomendaciones de aplicación de la técnica:

Los resultados que se obtienen con esta técnica, por lo general, son buenos, e incluso, superiores a los obtenidos mediante la lucha química tradicional. Sin embargo, es muy importante cumplir una serie de requisitos o recomendaciones técnicas para el buen funcionamiento de la técnica, que pasamos a detallar:

  • La densidad poblacional de la plaga no debe ser extremadamente alto. Si ocurre esto, es necesario rebajar este nivel poblacional para evitar los posibles encuentros casuales.
  • A mayor superficie mejores resultados. Se recomienda aplicar esta técnica en superficies continuas de viñedo superiores a 5 hectáreas, y no deben quedar viñedos sin aplicar en el interior de la superficie en confusión.
  • Es imprescindible (y clave en el éxito de la técnica), que los difusores se coloquen antes del inicio del vuelo de adultos.
  • Los difusores se colocarán homogéneamente a la dosis que indique la casa comercial y se deben seguir sus instrucciones, respecto a la colocación en las cepas (orientación, altura etc.).
  • Es muy recomendable la realización de controles y observaciones en campo para ver la evolución de la plaga y comprobar el buen funcionamiento de la técnica, por si fuese necesario realizar complementariamente algún tratamiento adicional.
  • La eficacia del método de la confusión sexual se incrementa con el uso continuado del mismo.

Ventajas de la técnica de la confusión sexual:

  • Reducción del uso de insecticidas, siendo beneficioso para el medio ambiente, los aplicadores y el consumidor.
  • Eliminación de los residuos fitosanitarios sobre la uva y sobre el producto transformado.
  • Rapidez y sencillez en la colocación en el viñedo, tanto en vaso como en espaldera.
  • No se altera el equilibrio biológico en el viñedo, siendo totalmente respetuoso con la entomofauna auxiliar.
  • Mejora la calidad de la cosecha, evitando defectos en el vino y complicaciones en el proceso de vinificación.
  • Aumento del valor añadido del producto final.

Fomento de la técnica de la confusión sexual:

La Consellería de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, a través del Servicio de Sanidad Vegetal, ha previsto para 2022 una campaña oficial de control de la polilla del racimo de la vid que pretende fomentar la puesta en práctica de la técnica de la confusión sexual. Estas medidas irán destinadas a todos los viticultores que desarrollen su actividad en explotaciones agrarias dentro del territorio de la Comunidad Valenciana. Esta campaña va dirigida tanto a la uva de mesa como a la de transformación.

La Consellería de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, repartirá a los viticultores que lo soliciten difusores para cubrir la mitad de la superficie que se quiera tratar con la técnica de la confusión sexual, siempre que el viticultor se comprometa a cubrir la otra mitad, mediante la compra de cualquier tipo de difusor autorizado en la lucha contra la polilla del racimo mediante confusión sexual. Este difusor comprado por el viticultor podrá ser activo, pasivo o líquido microencapsulado, y se aplicará a la dosis que se indica en la etiqueta del producto adquirido, así como en la hoja de registro del producto fitosanitario.

Previamente a la entrega de los difusores, el viticultor deberá solicitarlo dentro del periodo habilitado a tal efecto, y en el momento de la entrega, deberá aportar factura de compra (reciente) de cualquier tipo de difusor que se encuentre inscrito en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Un ejemplo demostrativo podría ser el siguiente: si un viticultor quiere aplicar la técnica de la confusión sexual en una parcela de 10 hectáreas, una vez rellenada la solicitud en la que se reflejen las 10 hectáreas, deberá aportar una factura de compra reciente para cubrir 5 hectáreas y la Consellería le entregará los difusores correspondientes para cubrir las otras 5 hectáreas. La colocación de todos los difusores será por cuenta del viticultor, y se entregarán en fecha y forma para que puedan estar colocados en el viñedo antes del inicio del vuelo de la 1ª generación.

Por último y en cumplimiento del Real Decreto 1311/2012, solo podrán suministrarse productos fitosanitarios para uso profesional a titulares del carné de usuario profesional de productos fitosanitarios. Los Ayuntamientos, Cooperativas, SATs, y Organizaciones Profesionales Agrarias, podrán colaborar en esta campaña agrupando solicitudes y viticultores. En breve se informará de los periodos abiertos y modelos de solicitud a presentar.

ENFERMEDADES FÚNGICAS DE LA MADERA DE LA VID

Las enfermedades fúngicas de la madera de la vid están causadas por diversos hongos que viven y colonizan las partes leñosas de una planta de vid. Estas enfermedades producen necrosis y decoloraciones en el interior de la madera, así como infecciones vasculares y descomposición esponjosa seca. La sintomatología externa consiste en un decaimiento general y progresivo de la planta, que se traduce en retrasos en la brotación, yemas muertas, decoloraciones internerviales, hojas cloróticas, arrepollamiento, etc. Las plantas afectadas por estas enfermedades sufrirán una pérdida de la productividad y en bastantes ocasiones, la muerte.

Actualmente las enfermedades de la madera de la vid se agrupan en dos grandes grupos. Por una parte, las que afectan a plantas jóvenes durante los primeros años de la plantación, son la “Enfermedad de Petri” y el “Pie Negro”. Por otra parte, las que afectan a plantas adultas, en el viñedo ya establecido, son la “Yesca”, la “Eutipiosis” y el “Decaimiento por Botriosphaeria”. Para más información se puede descargar el monográfico sobre “Hongos de la madera en viña” de la página web del Servicio de Sanidad Vegetal, en Informaciones Técnicas, donde podrán consultar sobre la sintomatología y los agentes causales de cada una de ellas: https://agroambient.gva.es/documents/163214705/163899384/Hongos+de+madera+en+vi%C3%B1a.pdf/a3048e2e-f432-4873-9c36-02800c531dcc

Medidas de control:

Los dos principales medios de dispersión de estas enfermedades son a través del material de propagación y a través de las heridas de poda. Actualmente, no existen medidas de control curativas, por lo que para reducir el impacto de las enfermedades fúngicas de la madera de la vid recomendamos las siguientes medidas preventivas: en nuevas plantaciones, utilizar material vegetal con la mayor calidad fitosanitaria posible. Hoy en día, los viveros pueden reducir significativamente la presencia de hongos de la madera en sus plantas mediante dos intervenciones:

a) Utilización de agentes de biocontrol autorizados. Se ha demostrado el potencial de hongos del género trichoderma para combatir los patógenos de la madera en viveros de vid. Actualmente hay registrado un único producto para uso en vivero (también en plantaciones establecidas), contra hongos de la madera de la vid. Se trata de “Vintec”, cuyo agente de biocontrol es trichoderma atroviride cepa SC1.

b) Tratamiento de termoterapia con agua caliente. En estudios recientes se ha demostrado que la aplicación de termoterapia con agua caliente de 53ºC durante 30 minutos reduce significativamente la presencia de hongos causantes de las enfermedades de la madera de la vid, sin que se vea afectada la viabilidad de las plantas.

Al realizar una nueva plantación recomendamos que los plantones presenten un grosor adecuado, con un callo basal bien cicatrizado y una buena distribución de las raíces. Además, el terreno debe estar en perfectas condiciones de plantación y procuraremos que las raíces queden hacia abajo, no dobladas hacia arriba. Por último, después de la plantación, evitaremos la intensificación del cultivo durante los primeros años de plantación, evitando situaciones de estrés y las altas producciones. Es importantísimo la aplicación, después de la poda, de productos preventivos para evitar la entrada a través de los cortes de poda de los hongos causantes de estas enfermedades.

En plantaciones adultas, las medidas de control que podemos recomendar con carácter general, las resumimos en los siguientes puntos:

  • Marcar en verano las cepas con síntomas y podarlas en invierno después de las sanas.
  • Eliminar y destruir brazos y cepas muertas. Se procederá a su gestión de acuerdo con las posibilidades de cada zona (quema, compostaje, pelets, etc.). De esta manera reduciremos significativamente el inóculo de las enfermedades presente en nuestra parcela.
  • Podar en tiempo seco, dejando pasar 4-5 días sin podar después de una lluvia o nevada.
  • Desinfectar las herramientas de poda regularmente. Esta desinfección se puede realizar con lejía comercial diluida al 50%, con alcohol, o con cualquier otro producto registrado para tal uso.
  • Cuando se realicen cortes de poda gruesos, se realizarán lo más vertical posible (para que no duerma el agua sobre el corte) y se aplicará inmediatamente un mástic protector, o un producto preventivo autorizado para proteger los cortes de poda.
  • Poda terapéutica. Cuando durante la poda se detecte alguna necrosis o podredumbre, seguiremos cortando hasta encontrar tejido sano o sin síntomas.
  • En algunos casos, especialmente cuando se trata de Eutipiosis o Decaimiento por Botriosphaeria, se puede rejuvenecer la cepa a partir de un brote basal.

Materias activas recomendadas:

Actualmente existen cuatro productos autorizados para proteger los cortes de poda en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Tres de ellos están basados en un agente de control biológico y el otro, basado en materias activas fungicidas. Los enumeramos a continuación:

  • Trichoderma atroviride, cepa I-1237 (ESQUIVE)
  • Trichoderma atroviride, cepa SC1 (VINTEC)
  • Trichoderma asperellum, cepa ICC012+Trichoderma gamsii, cepa ICC080 (BLINDAR)
  • Polímero líquido a base de Piraclostrobin 0,5% + Boscalida 1% (TESSIOR)

FUENTE: agroambient.gva.es https://agroambient.gva.es/documents/162218839/172834836/Bolet%C3%ADn+de+Avisos+n%C2%BA%2015%2C%20noviembre+2021.pdf/c58f248f-376a-40b5-bb1b-07a2c041c993

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.