Cuidatree

cultivos-cuidatree

Storytelling de la olivera centenaria y milenaria en España

El olivo, protagonista indiscutible de la agricultura Mediterránea

De los Fenicios a los romanos

Cuenta la historia que los olivares españoles albergan árboles nacidos de antiguas cepas importadas por los primeros fenicios desde el Levante Mediterráneo en el año 1050 A.C.

Fueron los romanos los que impulsaron el avance de la olivicultura en grandes extensiones con las incursiones colonizadoras. Durante los siglos I y II D.C. el aceite de oliva de Hispania fue exportado en ánforas de arcilla a todos los rincones del Imperio.

Los árabes

Posteriormente los árabes aplicaron sus vastos conocimientos en la mejora del rendimiento de los olivares españoles, introduciendo incluso sus propias variedades, influenciando con ello la ampliación de los cultivos. De su idioma nos dejaron vocablos como Almazara, e incluso la palabra española «Aceite» proviene del árabe «al-zait» que significa «jugo de aceituna”

El olivo en España

Las oliveras que durante siglos vivieron infinidad de capítulos de nuestra historia como por ejemplo la colonización del nuevo Mundo en 1492, de la mano de los Reyes Católicos o los duros años de la guerra civil española y la posterior post-guerra.

Con el descubrimiento de América (1492), el cultivo del olivo se extendió más allá de los confines del Mediterráneo. Los primeros olivos fueron llevados desde Sevilla a las Indias Occidentales, y luego al Continente Americano.
Como consecuencia del éxodo rural, del abandono de los campos de cultivo, cambios de tendencia en la agricultura tradicional y sucesivas transformaciones agrícolas que año tras año se realizan en los campos de España, gran cantidad de estos olivos tienden a desaparecer.

El Olivo centenerio y milenario

Gracias al paso del tiempo y a la antigüedad de algunos de aquellos árboles que aún se conservan en España, podemos afirmar que el olivo envejece de forma francamente espectacular, creando auténticas maravillas que bien pueden considerarse esculturas vivas . Afortunado todo aquel que posee tal obra de arte en su jardín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.