Cuidatree

pera-plagas

Boletín de avisos. Frutales

Frutales de hueso y pepita

Piojo de San José (Quadraspidiotus perniciosus)

Las larvas desarrolladas en el interior de la hembra inician su salida en mayo, seguirán saliendo a lo largo del mes. Las ninfas tienden a desplazarse a las zonas más iluminadas de las ramas y los tratamientos irán dirigidos a estas partes del árbol. Solo se recomienda tratar en caso de fuertes infestaciones ya que el momento óptimo para el tratamiento es el de reposo invernal. Se dará el aviso por los medios habituales indicando el momento idóneo para iniciar las aplicaciones.

Productos: aceite de parafina, spirotetramat, sulfoxaflor (melocotonero y cerezo), piriproxifen* (atención al plazo de seguridad). No en cerezo y f. pepita, solo en prefloración.


Oídio (Sphaeroteca pannosa, Podosphaera tridactila, P. leucotricha)
En primavera se dan las condiciones idóneas con lluvias ligeras y el aumento posterior de las temperaturas que favorecen los ataques
de este hongo.
Según la climatología, principalmente en aquellas variedades sensibles al ataque de oídio en fruta, es importante iniciar los tratamientos y repetir a los 15 días si se dan las condiciones favorables al ataque del hongo manteniendo protegido el cultivo. Materias activas: ver boletín de marzo Pulgones Atención a las reinfestaciones. Si detectamos la presencia de fauna auxiliar esta puede ser suficiente para un buen control de la plaga, siempre que le demos el tiempo necesario para actuar. En los casos en que no haya suficiente fauna auxiliar para controlar los fuertes ataques de pulgón, tratar los focos que se estén produciendo utilizando los aficidas más respetuosos posibles para los artrópodos.

Productos: ver boletines anteriores.

Frutales de hueso

Melocotonero y albaricoquero

Polilla oriental del melocotonero (Cydia molesta) y Anarsia (Anarsia lineatella)
Estos lepidópteros no suelen producir daños en fruta temprana, pero sí en brotes de árboles en formación.

El máximo de vuelo de la polilla oriental en zonas cálidas se produce hacia mitad de mayo. Si se observan daños en plantones tratar a partir de este periodo con más del 3% de los brotes afectados o en un 1% de frutos atacados en árboles adultos. En el caso de la Anarsia el máximo de vuelo se produce desde final de abril a principios de mayo. Si se observan los daños anteriormente citados tratar a partir de ese periodo. El método de la confusión sexual da buenos resultados si se dan las condiciones adecuadas de parcela y nivel de plaga.

Productos: abamectina+clorantraniliprol (melocotonero), azadiractin, Bacillus thuringiensis, clorantraniliprol, fenoxicarb (melocotonero), fosmet (melocotonero), granulovirus de cydia pomonella, indoxacarb, spinetoram, spinosad, triflumuron ( melocotonero), virus granulosis carpocapsa y piretrinas autorizas en el cultivo.

Ciruelo

Polilla de las ciruelas (Cydia funebrana)

El vuelo de la primera generación es muy prolongado y los daños que produce son poco importantes ya que los frutos atacados caen con la caída fisiológica normal y son eliminados con el aclareo manual. Solo están justificados los tratamientos en este periodo en plantaciones con problemas de cuajado o con poca producción. La segunda generación, que es la que produce los daños más graves, se suele iniciar a finales de mayo y principio de junio. Se dará el aviso por los medios habituales indicando el momento idóneo para realizar las aplicaciones. Al igual que en otras polillas el método de la confusión sexual da buenos resultados si se dan las condiciones adecuadas de parcela y nivel de plaga.

Productos: azadiractin, clorantraniliprol, fenoxicarb, granulovirus de cydia pomonella (R5) spinetoram, spinosad, triflumuron y piretrinas autorizadas (tener en cuenta que estas pueden favorecer las poblaciones de araña roja. Solo se deberían utilizar aquella que tenga un corto plazo de seguridad, para ser aplicados cuando sea necesario tratar muy cerca de la recolección).

Cerezo

Mosca de las alas manchadas (Drosophila suzukii)

Se están comunicando ataques de este insecto en algunas parcelas de cerezas. Las continuas precipitaciones y las temperaturas suaves que se han producido durante este mes son las condiciones idóneas para el aumento de las poblaciones. Se recuerda que al comienzo de la cosecha los ataques suelen ser más intensos y frecuentes. Su tratamiento será especialmente necesario en parcelas con ataque en años anteriores y que dejaron cerezas sin cosechar el año pasado (daños de mosca o rajado, falta de rentabilidad…).

La incidencia de esta plaga es mayor en los huertos cálidos próximos a cauces de agua (arroyos, gargantas, fuentes…) o próximos a refugios invernales (pinos, madroños, zarzales…) suelen ser donde primero se detectan los daños y deben ser objeto especial de tratamiento. Se insiste en proteger bien la cosecha madura porque su ataque es explosivo, pudiendo esarrollarse la larva en tan solo 3-4 días. Los tratamientos deben combinarse con medidas profilácticas para que estos resulten eficaces, de no ser así se observará fruta dañada. Debe recolectarse intentando no dejar fruta sin cosechar ni en el árbol, ni en el suelo para evitar que no se reproduzca en ellas la
Drosophila. Los tratamientos cebo no funcionan contra este plaga, la aplicación debe ser generalizada a todo el árbol.

Materias activas: fosmet, spinetoram , spinosad y piretrinas. Se debe mojar bien todo el árbol con un volumen de caldo recomendado entre 800-1.000l/ha según tamaño de los árboles.

Manzano, peral y nogal

Agusanado (Carpocapsa pomonella)

El vuelo de esta polilla se inicia en abril, aunque por las condiciones climáticas se está retrasando. Es recomendable la instalación de trampas de control y realizar tratamientos cuando se superen las capturas de 2-3 adultos/trampa y semana o a partir de que se observen las primeras penetraciones o puestas, para ello, vigilar los frutos con cierta frecuencia para detectar ataques. Si coincide el tratamiento contra esta polilla con la salida de larvas de la primera generación de Piojo de San José, elegir un producto larvicida que controle ambas plagas.

El método de la confusión sexual es una alternativa al control químico si se dan las condiciones adecuadas de parcela y nivel de plaga. Si se está interesado en esta técnica recomendamos la lectura del siguiente artículo.

http://www.mapama.gob.es/ministerio/pags/Biblioteca/Revistas/pdf_DT%2FDT_2009_38_8_17.pdf

Productos:
Manzano y Peral:

Ovicidas, ovicidas/larvicidas: fenoxicarb, indoxicarb (manzano), tebufenocida, triflumuron.
Larvicidas: abamectina+clorantraniliprol, clorantraniliprol, fosmet, granulovirus de cydia pomonella, spinetoram, spinosad, virus granulosis, y piretrinas autorizadas (tener en cuenta que las piretrinas pueden favorecer las poblaciones de araña roja. Solo se deberían utilizar las que tenga un corto plazo de seguridad para ser aplicadas cuando sea necesario tratar muy cerca de la recolección).
Nogal:
Bacillus thuringiensis, clorantraniliprol, deltametrin, fenoxicarb, fosmet, granulovirus de Cydia pomonella, tebufenocida, virus granulosis.
Se recomienda alternar materias activas para evitar resistencias.

Peral

Psila (Psylla pyri)

Cuando la fauna auxiliar sea incapaz de controlar al insecto, tratar cuando se observen más del 10% de los corimbos o extremos de los brotes afectados.
Productos: Ver boletín marzo.

Caqui

Mosca blanca (Dialeurodes citri)

Se dio aviso, el 24 de abril, de la situación del máximo de vuelo de adultos de esta mosca blanca y la posibilidad de utilizar el piriproxifen 10% EC p/v, autorizado hasta prefloración, para el control de huevos de D. citri, en combinación con el primer tratamiento contra la mancha foliar del caqui, Plurivorosphaerella nawae (sin=Mycosphaerella nawae). También se puede realizar el tratamiento contra esta plaga, coincidiendo con el tercer tratamiento de la mancha foliar, estadio l1-l2 de la mosca blanca con las materias activas spirotetramat 10% SC p/v o sulfoxaflor 12% SC p/v y aceite de parafina autorizado. Se continuará con el seguimiento del ciclo biológico para determinar las siguientes generaciones y se dará aviso de cuando esté la mosca blanca en estos estadios.

En aquellas parcelas que hayan tenido daños importantes en la pasada campaña, se recomienda considerar, en función de los niveles de plaga observados, la posibilidad de intervenir.

Nota: Tener en cuenta la compatibilidad de los productos a utilizar.

Almendro

Cribado, Mancha Ocre y Chancro

Tras los recientes episodios de lluvias, es posible que se desarrollen infecciones debidas a hongos como los responsables de Cribado (Coryneum beyerinckii), Mancha Ocre (Polystigma ocraceum) y Chancro (Phomopsis amygdali). En el caso de la mancha ocre, tras un periodo de incubación en torno a un mes, aparecerán unas manchas de 1 a 2 cm. en las hojas de color amarillento que en verano se vuelven rojizas. Estas manchas acaban
necrosándose, llegando a provocar defoliaciones prematuras. En cuanto al cribado, el hongo provoca sobre hojas, frutos y ramas pequeñas manchas. Sobre las hojas esas manchas se secan y desprenden, dejando perforaciones, con aspecto de perdigonada. En la piel de los frutos se ven pequeñas manchas que suelen ser superficiales y en las ramas aparecen pequeños chancros oscuros con exudación de goma.

El chancro o fusicoccum provoca chancros ovalados, algo deprimidos, de color marrón, generalmente sobre las yemas; cuando anilla las ramas, estas se secan. Estos síntomas suelen aparecer en las partes bajas del árbol. Para el control de estas enfermedades se recomienda realizar algún tratamiento con las siguientes materias activas:

Cribado: Piraclostrobin+Boscalida, productos cúpricos, Metil Tiofanato, Difeconazol.
Mancha Ocre: Fenbuconazol, Mancozeb, Piraclostrobin+Boscalida, Difeconazol, Kresoxim-Metil+Difeconazol.
Chancro o fusicoccum: Metil Tiofanato, Oxicloruro de cobre.

Olivo

Repilo (Fusicladium oleagineum)

El repilo es una enfermedad cuyos síntomas característicos consisten en unas manchas circulares en el haz de las hojas, de color
oscuro, rodeadas en ocasiones por un halo amarillento. En el envés aparecen unas manchas difusas menos distintivas. Su infección
provoca una caída de las hojas afectadas que, en algunos casos, puede ser importante. Tras haber realizado las medidas culturales correspondientes, fundamentalmente una poda adecuada que favorezca la aireación del interior de los árboles, en zonas propensas a humedades prolongadas, debe realizarse un tratamiento con alguno de los fungicidas registrados para su uso en olivar.

Viña

Oídio (Erysiphe necator)

El oídio de la vid está considerada como una enfermedad endémica en nuestros viñedos, esto es, que cada año hace acto de presencia con mayor o menor intensidad. En los últimos años se está observando que este hongo está atacando los viñedos con mayor virulencia y manifestándose su presencia con mayor premura. Los principales motivos de esta aumento de la incidencia de la enfermedad son:

• Tratamientos mal efectuados y mal posicionados.
• Deficiente manejo del los plaguicidas utilizados.
• Mayor sensibilidad de las variedades cultivadas.
• Escasez o abandono de las prácticas culturales aconsejadas.
• Condiciones meteorológicas favorables para su desarrollo (primaveras húmedas y con temperaturas suaves).
• Intensificación del cultivo de la vid.

Sintomatología: El oídio puede atacar a todos los órganos verdes de la vid. En hojas, se observa un polvillo blanco ceniciento. Al principio del ataque suelen aparecer manchas de aceite en el haz, parecidas a las del mildiu, pero son más pequeñas y más numerosas, y nunca muestran la típica pelusilla blanca en el envés.

Cuando el ataque es muy intenso, las hojas se crispan, se abarquillan y se recubren del polvillo blanquecino, tanto por el haz como por el envés.
En brotes y sarmientos, aparecen manchas difusas de color verde oscuro, que con el tiempo pasan a tonos achocolatados y cuando el sarmiento se lignifica se tornan de un color negruzco. En racimos, puede atacar en el período de floración-cuajado, adquiriendo los granitos un tinte plomizo y después se recubren del polvillo ceniciento. Los daños más importantes se localizan en los racimos, ya que los ataques fuertes producen la detención del crecimiento de la piel, y al aumentar de tamaño el grano, esta se agrieta y al final los granos acaban rajándose, con lo que se favorecerá el ataque y la penetración del hongo Botrytis cinerea y las consiguientes podredumbres del racimo.

Sensibilidad varietal: No existe ninguna variedad cultivada que se pueda considerar resistente al oídio. La mayor sensibilidad la encontramos en las siguientes variedades: tempranillo, cabernet sauvignon, merlot garnacha y mazuelo entre las variedades tintas y macabeo, malvasía, moscatell, chardonay y sauvignon entre las blancas. Entre las variedades menos sensibles se encuentran variedades autóctonas y rústicas como mandó, bobal o monastrell, que en condiciones normales podrán requerir menos intervenciones fúngicas, pero recuerden que no se pueden considerar como variedades resistentes al ataque de oídio.

Estrategia y medios de protección: La mejor estrategia de protección es realizar tratamientos fungicidas preventivos para evitar que el hongo se nos instale en las viñas, ya que si esto ocurre, será muy complicado poder detener el desarrollo de la enfermedad.
• El calendario de tratamientos tipo sería el formado por los siguientes momentos de aplicación.
• Primer tratamiento: estado fenológico F/G (racimos visibles/
racimos separados)
• Segundo tratamiento: estado fenológico I1 (inicio de floración)
• Tercer tratamiento: estado fenológico K (grano tamaño guisante)
• Cuarto tratamiento: estado fenológico L ( cerramiento del racimo)

En viñedos de variedades sensibles y años de elevada presión del hongo, podrían ser necesarios algunos tratamientos adicionales, por ejemplo, entre el primer y segundo tratamiento, es decir, en el estado fenológico H (botones florales separados), así como, entre el cuarto tratamiento y el inicio del envero. De la misma manera, en variedades menos sensibles o más rústicas, podrían ser necesarios menos tratamientos de los indicados. En el caso de la uva de mesa, como consecuencia de la mayor sensibilidad de las nuevas variedades, además de la enorme intensificación del cultivo, será necesario realizar 2-3 tratamientos adicionales a los mencionados anteriormente.

En cualquier caso, es muy importante tener en cuenta que el momento de máxima sensibilidad al ataque del hongo es el período que va desde el inicio de la floración (I1) hasta el cerramiento del racimo (L), por lo tanto, recomendamos encarecidamente la máxima protección del viñedo durante el mencionando período. El único medio de protección eficaz actualmente es el químico, pudiendo emplear cualquiera de los productos que aparecen en el cuadro adjunto. No obstante ello, para una protección eficaz contra este hongo aconsejamos seguir las siguientes especificaciones técnicas:
• Realizar una buena aplicación mojando adecuadamente toda la vegetación. Para ello, deberemos pasar por todas las calles, si utilizamos un turboatomizador, así como tener la maquinaria perfectamente regulada.
• Es muy recomendable la práctica cultural de la “Poda en Verde”. Con ello conseguiremos una mayor aireación de los racimos y facilitaremos la penetración de los plaguicidas. En uva de mesa esta práctica se debe considerar como imprescindible.
• En aquellas parcelas que presentaron problemas importantes de oídio en la campaña anterior, se recomienda realizar el primer tratamiento del calendario con un producto IBS (inhibidores de la biosíntesis del ergosterol), e incluso adelantar dicho tratamiento a un estado fenológico anterior.
• En el caso de los “fungicidas biológicos”, así como los “inductores de autodefensas”, la estrategia de protección se realizará
siguiendo las instrucciones del fabricante.

Fungicidas Antioídio Recomendados: Año 2021

Notas:
• Para evitar la aparición de resistencias se aconseja no realizar al año más de 2 tratamientos seguidos con productos
penetrantes del mismo grupo químico.
• Para que el azufre en espolvoreo actúe eficazmente es necesario que la temperatura sea superior a 18ºC.
• Las estrobirulinas no deben mezclarse con formulados del tipo “Emulsión Concentrada” (EC), excepto piraclostrobin.

Autorizaciones excepcionales:

Fuente: www.gva.es https://agroambient.gva.es/documents/162218839/172834836/Bolet%C3%ADn+de+Avisos+n%C2%BA%2011%2C%20mayo-junio+2021.pdf/b4ba6602-aa00-4cce-9cf5-10be2cc60324

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.